14 de noviembre de 2013

¿Cómo produce luz el Sol?

 
 Da gusto despertarnos y ver que entra la luz del Sol por la ventana, o que estemos cenando y aún sea de día (no como ahora que anochece a 6 y pico de la tarde, un asco). Pero desde aquí tan lejos no podemos ver qué causa esa luz en el Sol, que sea tan amarilla y que llegue desde tan lejos a nosotros. Hoy voy a explicar por qué produce luz el Sol. ¿Te interesa?





La fusión nuclear.

   El 99% del Sol está compuesto por átomos de Hidrógeno y Helio, sometidos a altísimas temperaturas (algo que no es un misterio para vosotros, seguro), de hasta 5.500 ºC en la superficie. Estas altas temperaturas propician que los átomos colisionen entre sí frecuentemente y con violencia. En estas colisiones, los átomos implicados se fusionan en uno solo, fenómeno que se conoce como fusión nuclear, liberando una gran cantidad de energía que hace que es liberada en forma de luz y que hace brillar al Sol (y demás estrellas).

  Cada segundo, el Sol transforma 564 toneladas de átomos de Hidrógeno en 560 toneladas de Helio. Las 4 restantes son las equivalentes a las transformadas en energía, una cantidad enorme, que viaja desde el núcleo del Sol hacia la superficie donde es liberada al espacio exterior.


   Sólo una pequeña parte de esa energía llega a la Tierra, en forma de luz y calor, gracias a la cual existe la vida en nuestro planeta. El resto se pierde en la inmensidad del espacio donde puede chocar contra astros y planetas, rebotando esa luz que puede llegar a la Tierra de nuevo, pero con mucha menos energía, que es lo que ocurre por ejemplo con la Luna, y que nos permite verla en la noche.


Efecto "Túnel".

   Para generar esa reacción de fusión en la Tierra necesitaríamos alcanzar una temperatura 100 veces superior que la del Sol. ¿cómo lo hace el Sol? El llamado efecto Túnel. Hay una pequeña posibilidad de que los átomos de Hidrógeno se fusionen sin alcanzar la temperatura necesaria para fusionarse, pero el Sol tiene tantas y tantas moléculas de Hidrógeno que esas pequeñas posibilidades ocurren todo el tiempo. 

El efecto túnel está basado en la mecánica cuántica, que nos dice la probabilidad de que dos partículas se fusionen sin haber alcanzado el umbral de temperatura para lograrlo. Como digo, si todas las partículas se fusionaran a la temperatura del Sol, la cantidad de energía liberada sería tan grande e instantánea que el Sol explotaría y desaparecería, sin embargo, el efecto Túnel explica que sólo algunas partículas consiguen superar el umbral que les permite colisionar estando por debajo de la temperatura propicia para ello, de ahí que se vaya liberando energía poco a poco, permitiendo al Sol durar miles de millones de años.


   Así que la próxima vez que mires al Sol (aunque no te recomiendo hacerlo directamente, pues la energía que libera y llega a la Tierra es suficiente para causarte problemas en la visión si lo tomas como costumbre), lo harás pensando que es una antorcha gigante en la que colisionan pequeñas partículas constantemente.





3 comentarios:

  1. Óyeme... ¡qué maravilla de lectura! Esto es una de las pequeñas maravillas de nuestro universo.

    ResponderEliminar
  2. Que sorprendente ,la cantidad de materia que se transforma por segundo. Como todo se
    termina ,es de esperar que haya suficiente hidrógeno en el sol,por muchos años mas.

    ResponderEliminar
  3. Ubb no me sirvio me saque un uno en la tarea

    ResponderEliminar

¡Compártelo!