27 de abril de 2014

¿Pokemon planta? No, es real

    Aunque lo de la imagen parezca un nuevo tipo de Pokémon planta, una vez más la realidad supera a la ficción, esta vez en forma de tortuga cubierta de algas. Y es que sí, su aspecto, que incluye lo que parecen unos piercings en la parte baja de su cabeza, el color claro de los ojos y esa cresta verde, le han hecho merecedora del apodo con la que se le conoce en la red: la tortuga punk marina. ¿Quieres conocerla?








Elusor macrurus

     Así es como se llama este raro reptil marino que, como no podía ser de otra forma, habita en río Mary de  Australia. Tristemente, es tan curiosa como amenazada, y es que el auge que alcanzó durante los años 60 y 70 como animal de compañía hizo que se capturaran alrededor de 15.000 ejemplares al año, lo que ha conseguido que se declarara como animal en peligro de extinción en los años 90 y que actualmente esté entre los 25 animales más amenazados del mundo (Si quieres conocer a los 5 animales en peligro de extinción crítico de 2014 no te pierdas este artículo).

  Como características de esta tortuga, está su gran tamaño, con un caparazón que ronda los 50 cm de longitud, sobre el cual crecen algas de forma natural, al igual que en su cabeza, como relación mutualista que le aporta a la tortuga del Río Mary protección y camuflaje tanto contra predadores como ante sus presas. También llama la atención su larga cola, en relación al resto de tortugas, así como las "barbas" que crecen bajo su mandíbula y el color azul pálido de sus ojos, que le otorgan ese aspecto tan llamativo.


   Todas estas fotos fueron tomadas por el fotógrafo Chris Van Wyk que buceaba con su cámara en 2008 por el río Mary y que ha convertido en el eje principal de su cuenta de Flickr.

¿Qué te parece esta tortuga? Curiosa, ¿verdad?













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!