24 de abril de 2013

AFRODISÍACOS: la "droga" sexual



   Los afrodisíacos son conocidos por sus propiedades estimulantes, que aumenta el deseo sexual de quienes los consumen, mejorando y alargando sus relaciones sexuales. Pero ¿cómo funcionan estos afrodisíacos y cómo consiguen ese nivel de excitación?


¿Qué son los afrodisíacos?

   La palabra afrodisíaco viene de Afrodita, la diosa griega del amor, la lujuria, la belleza, la sexualidad y la reproducción. Por tanto, el término hace referencia a aquel alimento o sustancia que causa estímulo del deseo sexual. Muchos afrodisíacos han funcionado tan solo como placebo, es decir, pensando que ese alimento producía realmente estímulo sexual, cuando no era así. Sin embargo, esto también entra en la definición de afrodisíaco.



Tipos de afrodisíacos.

   Se cuenta con una clasificación sencilla, dividida en psicológicos en los que se engloban los afrodisíacos de estimulación sensorial (visuales, olfativos, táctiles, etc) y los afrodisíacos externos o verdaderos afrodisíacos, que son aquellos que consumimos como alimentos, bebidas o medicamentos.
Pero hay otra clasificación más completa para los afrodisíacos:

  •  Afrodisíacos de acción central: que engloban a los fármacos, hormonas que actúan a nivel nervioso y       hormonal, aumentando los niveles de excitación.
Botella de licor asemejando el
cuerpo de una mujer
  •  Afrodisíacos por asociación sensual: son aquellos cuya forma natural se asemeja a los genitales, como pueden ser el plátano o el pepino (fálicos), ostras y almejas (vaginales), peras o botellas de licor (asemejan al cuerpo femenino) e incluso aquellos que recuerdan a la mucosa genial como pueden ser las fresas.
  • Afrodisíacos por excitación de vías análogas a las sexuales: hay colores, perfumes (lee este artículo sobre las feromonas), sabores, olores y fragancias, que disparan las llamadas zonas de gatillo que a su vez estimulan a los receptores y efectores de la función sexual que también funcionan como afrodisíacos. 
  • Afrodisíacos por tradición cultural: son aquellos que, sin ser realmente afrodisíacos en algunos casos, son transmitidos como tales de generación en generación, realizando su función por el efecto placebo comentado antes.


Cómo funcionan

Ruta de estimulación para la liberación de testosterona
   Los principales causantes del deseo sexual y la excitación son las hormonas de la testosterona y oxitocina (que se produce tanto en hombres como en mujeres) y los neurotransmisores noradrenalina, serotonina y dopamina. Las sustancias afrodisíacas, estimulan la producción de dopamina, el neurotransmisor principal del placer, que  fluye a la corteza frontal del cerebro provocando sentimientos de euforia y deseo sexual que resultan en una liberación, por parte de la hipófisis (o pituitaria) de las hormonas sexuales LH, FSH y LTH que producen, entre otras cosas, la síntesis y liberación de testosterona en las glándulas sexuales y que aumenta el apetito sexual y excitación, hormonas vasorreguladoras que redirigen la sangre hacia las zonas genitales, y de la hormona oxitocina, relacionada con el orgasmo. Además, el cerebro libera los neurotransmisores mencionados, favoreciendo el aumento del apetito sexual ya que influyen en la estimulación genital y preparación del organismo para el coito.



   Por lo general, los mejores afrodisíacos resultan ser la buena salud, el ejercicio y la ausencia de stress. Como se suele decir: "La mente es el afrodisiaco más potente." Sin embargo, hemos visto que podemos hacer algo de "trampas" y ayudarnos de ciertos productos naturales para disfrutar al máximo de nuestro cuerpo y el de nuestra pareja. Y para conocer mejor como estimular a tu pareja, no dejes de curiosear este artículo sobre las zonas erógenas femeninas

  Finalmente, aquí dejo una lista de los afrodisíacos más conocidos y populares, por si alguien quiere disfrutar de sus propiedades. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Compártelo!