15 de mayo de 2013

Iniciativa 2045. Objetivo: la inmortalidad

 


    Inmortalidad. Ese es el objetivo que persigue el multimillonario Dimitry Itskov. A principios de 2012, este peculiar ruso afirmó contar con más de 30 científicos ya en su plantilla, que cubren numerosos campos de la ciencia (física, energética, aeronáutica, bioingenería, nanotecnología, neurología, cibernética, ciencia cognitiva...) para conseguir ese objetivo, no perecer en el tiempo. Y para más inri, pretende disfrutar de su creación, ya que propone tenerla lista para 2045, año que da nombre a su proyecto: "Iniciativa 2045". 


¿En qué consiste la "2045 Initative"?

    Bajo sus propias palabras: "nuestro proyecto dará nuevos sentidos a millones de personas en el mundo [...] lejos del asesinato de la naturaleza o la muerte física hacia delante, al reino de la libertad y la creatividad". Lo que nuestro amigo quiere conseguir, es transferir el cerebro y personalidad, o más bien la consciencia de una persona viva desde su cuerpo, en los últimos días que le queda, a cuerpo mecánico, un portador artificial, un cyborg, conocido como Avatar, logrando así que los recuerdos, conocimientos y sentimientos de una persona puedan perdurar en el tiempo sobre un cuerpo inmortal, que no se vea dañado con el paso del tiempo. "Creemos que esto es necesario para superar las crisis actuales que amenazan nuestro hábitat planetario y la existencia de la humanidad como especie" Dicen en su página web, y hablan de un megaproyecto de la humanidad comparable a la carrera espacial o el nuclear.


Fases del proyecto

     Como ya decía antes, pretenden conseguir esos resultados para el año 2045, dividiendo el proyecto en 4 fases o pasos que seguirán los avatares para conseguirlo:


  • 2015-2020, Avatar A: se crea el Avatar, una copia robótica humana controlada por el pensamiento con una interfaz cerebral. Esperan que sea tan común como un coche y que suistituirá a la gente física en tareas de fabricación, de hogar y que permitan a la gente estar presente en cualquier parte del mundo sin necesidad de viajar.
  • 2020-2025, Avatar B: se crea un sistema autónomo que proporciona soporte para el cerebro y que le permite interacciones con el medio ambiente. El cerebro literalmente se transplanta en el cyborg Avatar, consiguiendo así una vida más larga y que permite una trasmisión completa de sensaciones de los 5 órganos sensoriales desde el Avatar al cerebro humano.
  • 2025-2035, Avatar C: comienza la época de inmortalidad cibernética. El objetivo es haber creado un modelo informático de la consciencia humana que se pueda "descargar" en el cerebro del cyborg, transmitiendo así también los recuerdos y conocimientos de un individuo a su "yo" robot, haciéndolo básicamente humano.
  • 2040-2045, Avatar D: Eliminar Avatar físico, para superar los límites fundamentales de las capacidades físicas y mentales establecidos actualmente por las restricciones del cuerpo físico y emplear cuerpos hechos de nanorobots que pueden tener cualquier forma y también cuerpos holográficos.


     Pero para conseguir esto, Itskov necesita ingentes cantidades de dinero que no puede financiar con su sola fortuna. Para ello ha comenzado una campaña de recaudación que incluye, entre otras cosas, intentar convencer a miembros de la lista Forbes (las 1.266 personas más ricas del planeta) de que se unan a su proyecto, así como pedir apoyo al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

     Esta iniciativa no requiere simplemente una revolución científica y tecnológica, sino un nuevo paradigma de civilización.

Podéis encontrar más información en la web oficial de la Iniciativa 2045



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!