16 de febrero de 2014

La energía de tu corazón

    Hay mucha gente que habla de la energía de los cuerpos y demás, y se les tacha de locos o pseudocientíficos. Pues a lo mejor no lo son tanto y son más visionarios que otra cosa. Y es que recientemente se han diseñado unos chips, que gracias a la nanotecnología pueden aprovechar la energía de nuestro cuerpo como fuente renovable. ¿Qué tipo de energía? ¿Cómo funcionan estos chips? Enseguida te lo cuento. Quédate.



Marcapasos inagotable

   Nuestro organismo está en constante movimiento, al menos algunos de sus órganos, como el corazón, el diafragma, los pulmones... ¿Por qué no aprovechar este movimiento para generar energía? Debieron pensar los científicos estadounidenses que han creado este dispositivo. Se trata de un implante flexible que se adhiere a los órganos y convierte en electricidad la energía cinética de sus movimientos. Este chip fue elaborado en piezoeléctrico, un material capaz de generar electricidad al doblarse. Su diseño consiste en unas capas nanométricas de circonato titanato de plomo que se adhieren a una base de silicona, lo que permite ubicarlo cerca a los pulmones o a los ventrículos del corazón. 

   
Así, cada vez que el corazón (u otro órgano) se mueve, dobla este dispositivo, generando electricidad. Además, incluye una batería recargable de tamaño diminuto.

    El invento ya ha sido probado con éxito en corazones, pulmones y diafragmas de vacas, ovejas y cerdos, cuyos órganos tienen unas dimensiones similares a los de los humanos. Es la primera vez que un dispositivo así se usa en animales de este tamaño y los resultados indican que el implante es capaz de generar hasta ocho voltios.


Aplicaciones y futuro de este chip

    Aun no se va a aplicar en el ser humano, pero se hará en un futuro próximo. La aplicación más útil que actualmente se baraja es la de actuar como fuente de energía inagotable de los marcapasos. Aunque la ciencia del marcapasos ha avanzado mucho, aún es necesario cambiarle la pila antes de que se agote (aproximadamente a los diez años), lo que conlleva una operación quirúrgica, con el riesgo que eso supone.
Gracias a este chip, no será necesario ese tipo de intervenciones, ya que el marcapasos será totalmente autónomo y autosuficiente, gracias a los ocho voltios de energía que se pueden conseguir.


   Pero no queda ahí, y sus creadores tienen otras metas en mente para este chip, como el poderaplicar el mismo tipo de sistema sobre la piel y generar energía para aparatos que miden el rendimiento físico, por ejemplo, o detectar patrones o valores fisiológicos que puedan alertar de alguna posible enfermedad, como la diabetes, hipertensión, etc.




    Y aunque el proceso de aprobación de cualquier tecnología de implante es desalentador y lleva mucho tiempo, las grandes soluciones a la sociedad que puede aportar estos avances hará que pronto (relativamente, pues hará falta, al menos, tres años para probar el chip en humanos) podamos contar con estas mejoras en el ámbito de nuestra salud, que es realmente importante, ¿no crees?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!