2 de febrero de 2014

¿Para qué sirven las muelas del juicio además de para molestar?

   Hoy en Pregunta Tú nos hacen la siguiente pregunta: ¿Por qué nos salen las muelas del juicio y para qué sirven?

   Una asidua lectora del blog nos hace esta pregunta que, aunque ya fue en parte contestada en el artículo de las partes del cuerpo que no nos sirven, hoy pasaremos a explicarlo un poco más profundamente. Hay quien dice que las muelas del juicio no sirven absolutamente para nada. ¿Están en lo cierto o es simple y llanamente un rumor popular? Pues continúa leyendo para averiguarlo.




¿Para qué tenemos las muelas del juicio?

   El hecho de que nuestro tercer molar (o también llamado cordal) no aparezca en todos los seres humanos, y que sólo un 5% los posea un juego sano de las 4 muelas, nos puede hacer una idea de lo "útiles" que son para nosotros. Su nombre, muelas del juicio, fue dado porque suelen salir entre los 16 y 24 años aproximadamente, edad en la que se supone que ya vamos adquiriendo un carácter juicioso y dejamos de ser niños.

   

Realmente, a nosotros ya no nos sirven de mucho estas muelas, pero han quedado de forma vestigial de cuando nuestros antepasados aún eran homínidos y su dieta era más abundante en ramas y carne cruda (dieta dura) donde los terceros molares ayudaban a triturar esta comida y reducían el desgaste de los demás molares.




Todo problemas

   Eso es lo que nos traen estas muelas, sólo problemas. La mejor alternativa es, incluso, que ni se dignen a salir, porque si lo hacen, generalmente generarán algún tipo de problema: salgan torcidos, desgasten los segundos molares, dolores, etc casi siempre por falta de espacio en la encía. En esos casos, el dentista nos recomendará extirparlas (y no creo que haga falta decir lo molesta que es esa operación. Pero entonces, ¿siempre han sido así de molestas?
   
  Como ya digo, nuestros antepasados sí necesitaban éstas muelas para mejorar su masticación, y para ello tenían mejor preparada la boca. Sus maxilares eran un tanto mayor que nuestras mandíbulas actuales, por lo que había espacio para la salida sin problemas de estas muelas. Pero además, era muy común que, debido a la dura dieta que llevaban, sus demás dientes se desgastaran e, incluso, perdieran alguno de los otros molares, dejando camino libre para la correcta salida de la muela del juicio. En nuestro caso, son las muelas del juicio inferiores las que suelen dar más problemas, y que es el maxilar que más a reducido su tamaño a lo largo de nuestra evolución.



    Puedes pensar que es absurdo tener órganos en nuestro cuerpo que no sirven nada más que para dar problemas, pero las muelas del juicio no se tratan de un caso aislado. Puedes conocer otras partes no útiles de nuestro cuerpo y que, en ocasiones, sólo causan dolores y problemas en los artículos de las partes del cuerpo que no nos sirven I y II y te sorprenderás con la cantidad de "restos" inútiles que aún conservamos. Seguro que algunas te suenan muy familiares.


   ¿Y tú, has tenido problemas con las muelas del juicio o eres de los afortunados que no les han aparecido aún?



1 comentario:

  1. ES UN CONDENADO HORROR, LA DOLENCIA Y EL ESTORBO DE ESTAS MUELAS, SEGUN INVESTIGACIONES ODONTOLOGICAS ESTAS MUELAS SOLO SIRVEN PARA ALMACENAR MAL ALIENTO Y PROBLEMAS PARA MASTICAR PORQUE POR LO REDUCIDO DEL MAXILAR Y QUE POR LA EVOLUCION DEL CAMBIO DEL SER HUMANO SE NOS ESTA REDUCIENDO EL MAXILAR INFERIOR, YO NO SE HASTA DONDE DUELA EL EXTRAERLAS Y SINO HAY MUCHA COMPLICACION PORQUE DEACUERDO A OTRA INVESTIGACION, ESTAS MUELAS SON MAS PROFUNDAS QUE LAS ANTERIORES, CARAMBA COMO DUELEN.

    ResponderEliminar

¡Compártelo!