20 de abril de 2014

Pregunta Tú: ¿Por qué el arcoiris es un arco?

   Hoy en Pregunta Tú nos hacen la siguiente pregunta: ¿Por qué el arcoiris tiene forma de arco y no de otra cosa?

   Todos hemos visto el arcoiris alguna vez, y sobre todo ahora en primavera, que es temporada de lluvias (menos en Murcia), y es fácil que una nube tonta suelte algunas gotas de agua sin llegar a tapar el Sol, haciendo que allá en la lejanía se vislumbre el colorido arcoiris. ¿Pero alguna vez te has preguntado por qué tiene esa forma de arco perfecto y no otra? Pues hoy vamos a resolver esa curiosidad. No te la pierdas.





¿Qué es el arcoiris?

   
Obviamente, para entender por qué tiene forma de arco, hay que saber por qué se forma y por qué lo veo. Básicamente intervienen dos factores clave: la luz del Sol y las gotas de lluvia. Cuando nosotros tenemos el Sol detrás y miramos hacia el lado opuesto, la lluvia que allí haya, repleta de pequeñas gotitas circulares de lluvia, reflejarán en su parte trasera la luz blanca que le llegue del Sol, descomponiendola en los diferentes colores del espectro visible que tantas veces hemos explicado. Pero así a groso modo, cada longitud de onda (o color) se reflejará con un ángulo distinto, por eso los vemos "separados" unos de otros, pero todos con un ángulo cercano a 42º en dirección al Sol (es decir, que la luz del Sol se refleja con un ángulo e 138ºC, es decir, casi da la vuelta o es reflejado en forma de V).


¿Por qué tiene forma de arco?

    Realmente no tiene forma de arco, sino de círculo, pero la curvatura de la Tierra, al ser esférica, no nos deja ver más que la mitad de ese circulo, oculto tras el horizonte, pero si pudiéramos elevarnos lo suficiente (avión, por ejemplo), sí podríamos ver un "círculoiris". Y ese círculo está compuesto por todas las gotas de lluvia que forman un ángulo de 42º con nuestro ojo, como si nosotros fuéramos el vértice de un embudo.

   Por eso, si estás con un amigo a unos metros de ti, el arcoiris que éste verá, será distinto al tuyo, pues a él le llegará el reflejo de otras gotas distintas a las suyas, y lo mismo pasa si tú te vas desplazando.

 
Arcoiris doble
 El Sol, además, debe encontrarse cerca del horizonte (amaneciendo o atardeciendo) para que podamos ver el arcoiris, porque si está muy alto en el cielo, el reflejo quedará por debajo del horizonte y no veremos ningún arcoiris.

    Por último, es normal encontrarnos a veces con un arcoiris doble o, incluso, triple, debido a que la luz del Sol que incide en la gota sufre varias reflexiones, aunque éstas las vemos más débilmente. En el caso del arcoiris secundario, es reflejado a 48º, por lo que parece ser más alto que el principal.


    Y tú, ¿has visto un arcoiris completo?

Las cataratas son un sitio ideal para ver un arcoiris casi completamente circular.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!