18 de junio de 2014

4 Sustitutos del plástico de lo más ecológico

    Como muchos sabéis, y sino, ya haré un artículo explicando el proceso, los plásticos (bolsas, botes, botellas, recubrimientos y gran variedad de envases) son un derivado del petróleo, por lo que su contaminación y su existencia en la Tierra tiene los días contados. ¿Pero cómo dejar de utilizar plástico en nuestra vida diaria donde tan presente está? Hoy repasaremos los 5 grandes candidatos para sustituir al plástico en nuestra vida cotidiana, y no tanto.







"Plástico" de papel

   En este caso es la empresa Ecopapel la que ha tenido la idea de utilizar celulosa (la biomolécula vegetal orgánica más abundante ya que forma la mayor parte de la biomasa terrestre) como material semirígido obtenido a partir de pasta de papel que se utiliza para el envasado de determinados productos, especialmente, bandejas para huevos y fruta. Cumple perfectamente con los requisitos ambientales que no cumple el plástico y además aportan una serie de ventajas que el plástico no tiene. Por ejemplo:

  •  Protección más segura para los productos, la celulosa moldeada absorbe los golpes ya que es capaz de adoptar multitud de formas y adaptarse al producto.


  • Cuidado del medio ambiente, como materia prima podemos usar residuos agrícolas o papel reciclado. Son materiales renovables.




  • Ahorro de costes, son apilables, lo que permite ahorrar en los costes de transporte, almacenaje y manipulación. Además en Europa se está favoreciendo el uso de materiales que ayuden a reducir las emisiones de carbono, como la celulosa moldeada.



   Es tan eficaz, que ya está bastante ampliamente distribuido su uso, como vemos en la imagen.


A partir de hongos

  Los hongos pueden ser, literalmente, el material de construcción y aislamiento del futuro. Gavin McIntyre y Eben Bayer, fundadores de una empresa llamada Ecovative, han descubierto que las hifas de los hongos (fibras subterráneas de los hongos que forman en conjunto los micelios). Estas fibras, generalmente de color blanquecino y apariencia mohosa, crecen a velocidades de vértigo y, bajo las condiciones adecuadas de temperatura, oxígeno o luz, ‘florecen’ en forma de los diversos tipos de setas. 

   Este micelio actúa como "pegamento" adhiriendo y cohesionando cualquier material blando o molde en el que crezcan, rellenando los huecos. Ecovative ha tenido la idea de mezclar estos micelios con virutas de madera para generar un material ligero, bastante resistente y que aísla tan bien como la espuma de poliuretano. A diferencia de los plásticos, este material hecho de hongos es completamente biodegradable.



Hidrogel de arcilla


   Buscando la forma de reemplazar a los plásticos por algún material de características similares, los científicos de la Universidad de Tokio han desarrollado una mezcla de arcilla e hidrogel que esperan pueda sustituir al plástico en un amplio número de aplicaciones, sin poner en peligro el planeta.

  El resultado es una mezcla compuesta por un 98% de agua, que forma un hidrogel transparente y elástico, con una resistencia mecánica lo suficientemente importante como para ser capaz de crear un puente autosostenido de 3,5 centímetros de ancho. El fortalecimiento del material es tan simple como aumentar las cantidades de arcilla, poliacrilato de sodio y cola, siempre que la transparencia no sea importante.

   El nuevo material, que incorpora arcilla como parte de su estructura para conseguir una mayor rigidez, es muy poco agresivo para con el medio ambiente y puede substituir al plástico en casi todas las aplicaciones imaginables. Además, el tiempo estimado de obtención del son sólo 3 minutos.



Cáscara de maní, sustituto del plástico y la madera


   Ana Martínez Carranza, Carolina Sedran y Valentina Santellán Árbol, son diseñadoras industriales y en colaboración con la Facultad de Ciencias Exactas de Córdoba, en base a cáscara de maní, desarrollaron un material que reemplaza al plástico y la madera: el Mamímero.

 
 Manímero es un material compuesto que se incluye en las maderas plásticas (o WPC por sus iniciales en inglés) y utiliza el tegumento de maní (piel rojiza que recubre el grano) como carga de una matriz polimérica, recuperando este desecho agroindustrial y agregándole valor.



   Además, tiene otra ventaja, y es la posibilidad de reducir el volumen de este desecho (la cáscara) a partir de su reutilización.



   Y es que toca ponernos las pilas para dejar de depender de los combustibles fósiles. Y no sólo por nosotros, que no tendremos "materia" prima para seguir con este estilo de vida petróleo-dependiente, sino por la propia naturaleza, que nos agradecerá muchísimo el que dejemos de usar ese recurso fósil que tanto contamina.

   ¿Conoces algún sustituto más? ¿Has eliminado los plásticos de tu vida? ¿Cuál te ha gustado más de los que hemos repasado hoy? Cuéntanoslo comentando.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!