11 de junio de 2014

Los 5... no, 12. Los 12 sentidos humanos

   En la escuela siempre nos han hablado de los 5 sentidos, los 5 más famosos pero... ¿cómo sabemos que hoy hace calor y en la noche hubo frío? ¿O por qué sabemos que estamos boca arriba o no boca abajo si cerramos los ojos? Realmente, los 5 sentidos se quedan muy cortos, y es que el ser humano tiene una larga lista de sentidos, además de los que todo el mundo conoce, para relacionarnos con nuestro entorno. Si quieres saber cuántos son, sigue leyendo, y descubre cómo percibimos todo lo que hay a nuestro alrededor.







   Podemos agrupar todos los sentidos en tres grupos distintos, que se refieren a qué percibimos y cómo. Así, los tres grupos, con sus respectivos sentidos, quedarían del siguiente modo:


Grupo 1: Sentidos corporales

   Incluye los sentidos que nos informan sobre nuestro propio cuerpo, sus límites, su estado, posición, situación en el espacio...

1. Sentido del tacto: uno de los famosos de nuestra infancia. Es aquel que nos pone directamente en contacto con el exterior, marcando el límite de nuestro cuerpo.

2. Sentido vital o de la vida: suena muy filosófico, pero se refiere a aquel sentido que nos informa sobre el estado de nuestros órganos internos, sobre el bienestar o malestar de nuestro organismo. Por ejemplo, un día de resaca, es este sentido el que te está diciendo que más vale que te arrepientas de todo lo que bebiste anoche. Digamos que este sentido sólo se hace notar cuando algo está en desorden en nuestro organismo

3. Sentido del movimiento propio (cinestésico): Este sentido nos dice la posición relativa de nuestros miembros, el estado de tensión o relajación de nuestros músculos. Si movemos éstos, lo notamos gracias al sentido cinestésico.

4. Sentido del equilibrio o estático: nos informa sobre la situación de nuestro cuerpo en las tres dimensiones del espacio. A través de este sentido el hombre puede diferenciar en sí mismo el arriba y el abajo.


Grupo 2: Sentidos ambientales

    Este grupo contiene los sentidos que nos ponen en contacto con los objetos del mundo exterior. Ellos nos dicen cómo son las cosas que tenemos delante, cómo huelen, a qué saben, etc. 

5. Sentido del olfato: no creo que haga falta decir mucho sobre él; sólo que recibimos los olores gracias a las sustancias químicas volátiles que liberan los objetos a oler (un ejemplo, para entender esto, son los artículos de a qué huele la lluvia o la bromhidrosis, una enfermedad olorosa).

6. El sentido del gusto: también se trata de un sentido muy químico, con la diferencia de que, en lugar de percibir sustancias gaseosas, en este caso percibimos los compuestos químicos disueltos que llegan a nuestras papilas gustativas.

Radiación infrarroja emitida por
 el cuerpo caliente de un animal
7. Sentido de la vista: son los conos y bastones, células de nuestra retina, las que permiten que la luz, a diferente longitud de onda, que entra por nuestras pupilas, se transforme en señales eléctricas que llegan a nuestro cerebro, el cuál interpreta los objetos que estamos viendo, con una determinada forma y colores.

8. Sentido del calor: diferente del sentido del tacto. No sólo porque se percibe con unos receptores distintos a los del tacto, sino porque realmente se puede sentir el calor de un objeto sin llegar a tocarlo, ya que éste es desprendido por él.




Grupo 3: Sentidos sociales

    Quizá los más complicados de entender e interpretar ya que, en cierto modo, son los más "humanos", pero tan importantes como los anteriores. Estos sentidos nos permiten percibir y entender a otros humanos.

9. Sentido del oído: nos permite la recepción e interpretación del sonido no lingüistico, es decir, la vibración sonora con sus respectivos armónicos, pero no el sentido de la palabra propiamente. Las diferencias entre la vibración y el lugar donde las recibimos nos permite distinguir la procedencia del sonido, así como su tono e intensidad.

10. Sentido de la palabra ajena o sentido verbal: sería una variante del anterior, dotando de significado el patrón de sonidos que emite la otra persona. Éste sentido no lo poseemos al nacer, al contrario que el anterior, sino que debe ser aprendido con el tiempo.

Representación artística de
las neuronas espejo
11. Sentido del pensamiento ajeno o sentido intelectivo: seguro que alguna vez has sentido que sabes perfectamente lo que la otra persona está pensando, o incluso lo que está sintiendo. Esto ocurre gracias a lo que se conoce como neuronas espejo, un fenómeno espectacular. Nos permite percibir tanto los pensamientos expresados por ademanes externos, como también los que nos llegan por el habla.

12. Sentido del yo ajeno: se refiere a la autopercepción de la propia personalidad, no de la otra persona como en el caso anterior. Es un sentido cognoscitivo, que no percibe lo que hacemos o decimos, para eso está el resto de sentidos, sino que nos permite percibirnos como ser viviente, como individuo único, distinto de todos los demás. Quizá, el más complicado de entender.


    Como ves, lo que nos enseñan de pequeños se queda muy muy corto en muchos casos, y es que el cuerpo humano es tremendamente complejo como para mostrarlo tal y como es a personas que están aprendiendo a multiplicar y dividir.  

    Además, en la Universidad de Washington en St Louis, Estados Unidos, estudios muestran que podría descubrirse un "Sentido de alerta" al peligro, ubicado en la corteza cingulada anterior del cerebro. Este mecanismo podría funcionar como un sistema de alerta ante el posible error. De aceptarlo como sentido, se convertiría en el decimotercero, acercándose al triple de los que la mayoría de gente conoce.

    ¿Cuál es tu sentido favorito? Cuéntanoslo.




10 comentarios:

  1. Me ha encantado tu artículo, muy curioso!! Lo que más me ha llamado la atención es el sentido intelectuvo, ya que nunca hubiera imaginado que pudiera tener una base científica. Pero yo entiendo por "sentido" a lo que hace que unos órganos o glándulas produzcan una respuesta frente a estímulos concretos externos. Cuál sería el estímulo externo del sentido estático? Se podrían considerar los otolitos del oído un órgano sensitivo? Gracias por el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que es una respuesta que llega muy tarde, pero el sentido estático o del equilibrio se encuentra en el oído interno, en el "caracol". Dentro de él tenemos un líquido y todo el caracol por dentro son fibras nerviosas. En función de cómo se mueve el líquido dentro del oído nosotros notamos si estamos en equilibrio o no.

      Casos como otitis (infecciones de oído) provocan a menudo mareos y es por eso, porque el líquido del oído interno se infecta también.

      Eliminar
  2. les falto sentido del ridiculo... que basura

    ResponderEliminar
  3. esta respaldado científicamente ? o son teorías de espiritualistas ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teoría aún no es. Es la hipótesis de un científico (Rudolph Steiner), un científico que se dedicó al estudio de los sentidos. "Los 12 sentidos del ser humano" es un libro que escribió y que reúne gran parte de las conferencias e investigaciones que Rudolf Steiner dedicó al estudio de los sentidos humanos.

      Eliminar
  4. lindo blog!!!!! se agradece y mucho

    ResponderEliminar
  5. nfcn kbdfbv´laemn
    muy buen bloooooog me gusto mucho

    ResponderEliminar
  6. hay estudios que afirman que son hasta 27. pero realmente los sentidos FISICOS a traves de los cuales conseguimos los demas. son estos. ej. el calor se consigue a traves del tacto. o el equilibrio que esta en el oido...

    ResponderEliminar
  7. Me desiscribo porque te copias del rubius

    ResponderEliminar

¡Compártelo!