7 de abril de 2013

Nubes: blancas o...


¿POR QUÉ VEMOS LAS NUBES?


   Para empezar, debemos saber qué es una nube: es un fenómeno consistente en un agregado de partículas de agua líquida o en forma de cristales de hielo (o ambos a la vez) que, además, puede contener en suspensión otro tipo de partículas no acuosas, como puede ser humo, polvo o gases. Aun así, todo ese agregado en conjunto, es menos denso que el aire que le rodea y por ello quedan suspendidas en el aire.


Pero, ¿qué hace que podamos verlas realmente?
   Las nubes reciben la luz solar (blanca) y las gotas de agua, son lo suficientemente grandes como para no dejar atrás ninguna longitud de onda, y reflejan todas ellas hacia nuestros ojos, de ahí que las veamos blancas. En el caso del cielo, por ejemplo, las moléculas de oxígeno y nitrógeno sí retienen las longitudes de onda larga y refleja aquellas más cercanas al rango del azul, por eso ese color.

4266690203_9235406a48_z.jpg   Sin embargo, existe un fenómeno denominado iridiscencia, que ocurre en las nubes (pero también lo reconoceréis en manchas de aceite o gasolina en la superficie de agua o del mar). En él, ocurre que observamos una amplia gama de colores en la nube, sobre todo este efecto se da en los bordes de éstas. Esto ocurre porque las partículas de las nubes, no reflejan todo el espectro de luz en conjunto, sino que lo hacen individualmente, descomponiendo la luz blanca en diversos colores (que podemos encontrar en el arco iris), lo que se conoce como difracción de la luz. Esto ocurre cuando la luz del sol incide sobre la nube con determinado ángulo y es más común de lo que cabe esperar.


Fenómeno de la Pareidolia
   Además, otro efecto curioso para mencionar sobre las nubes, es el de Pareidolia. Éste no es un fenómeno físico, sino psicológico y que todo el mundo ha experimentado alguna vez. La pareidolia consiste en reconocer figuras o rostros conocidos en objetos o situaciones reales poco estructuradas. Para simplificar, en el aspecto que nos ocupa, ver animales u objetos conocidos debido a disposiciones caprichosas de las partículas de la nube, como vemos en el ejemplo de la foto. Aunque también ocurre en rocas, o manchas de humedad (famosas apariciones), etc
.pareidolia4.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!