2 de agosto de 2013

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?

   Este dilema que hizo a grandes filósofos cuestionarse el cómo se originó la vida en el universo y que, en teoría, es solo una pregunta retórica sin solución, ya que la pregunta es un círculo vicioso. Pero más lejos de la filosofía y más cerca de la ciencia, esta pregunta sí tiene solución... ¿o quizá no? Sigue leyendo y desvelarás la misteriosa respuesta de una vez.






   Pues resulta que ni muchos siglos después la respuesta está clara, aunque parezca más o menos obvia, siempre hay gente capaz de desmontarla con nuevas hipótesis cargadas de razón, así que el huevo y la gallina siguen ahí peleando por ver quién se queda con el primer puesto. Veamos qué argumentos tienen ambos para considerarse el origen del otro y no al revés.


¿Fue  el huevo antes...?

   Es la hipótesis más aceptada. Ésta se basa en la teoría de la evolución. Los que defienden que el huevo fue primero afirman lo siguiente: 

Archaeopteryx, el ave más
primitiva descrita hasta ahora.
   La gallina, como todas las especies, provienen de un antepasado distinto, un ave muy parecida pero que no era una gallina como conocemos actualmente. Sin embargo, hubo un momento a lo largo de toda la historia de esa especie "pre-gallina" en que, se sufrió una mutación en el ADN que diferenciaría lo suficiente a la "pre-gallina" del nuevo individuo mutado, que conoceríamos como gallina. Pero este nuevo individuo mutado, como todos sus predecesores, sería en primer lugar un huevo, producto de la fecundación de sus dos padres "pre-gallinas". Por tanto, de una madre "pre-gallina", surgiría  primero un huevo, en cuyo interior se encontraría un embrión con el ADN de una gallina, el individuo mutado y evolucionado y el cual llegaría a nuestros días.


¿... O fue la gallina primero?

   En este caso, hay que preguntarse si cuando decimos lo de "¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?" nos referimos a cualquier tipo de huevo o a un huevo de gallina. Me explico: 

  Científicos de la Universidad de Warwick  y la Universidad de Sheffield (Inglaterra), han descubierto que hay una proteína hallada en los ovarios de las gallinas, la ovocledidina-17 (OC-17) que cumple una función clave en la formación de la cáscara de huevo. Por tanto, no sólo tuvo que aparecer en primer lugar una gallina con tal mutación en su ADN que diera como resultado la aparición de esa proteína clave para formar el huevo de gallina característico sino que, además, esta gallina con toda seguridad nació de un huevo de una especie distinta a la suya, la de su predecesor "pre-gallina".



    Así que el antiquísimo dilema sobre qué fue primero, el huevo o la gallina, sigue sin resolver y, según parece, nunca se tendrá una respuesta definitiva en el sentido de que no se puede verificar de acuerdo a métodos científicos. De todas formas, en Sciencuriosities valoramos mucho tu opinión así que...

...¿Qué piensas tú, huevo o gallina?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!