3 de septiembre de 2013

¿Por qué se nos hace un nudo en la garganta?

   Recuerdo que la primera vez que lo sentí fue viendo el peliculón del El Rey León de Disney. Pero nos ocurre a menudo cuando estamos angustiados o llorando, notamos ese nudo en la garganta que apenas nos deja pronunciar palabra y hasta nos duele en la zona del cuello. ¿Pero qué pasa ahí dentro para que nos sintamos así?



¿Por qué notamos un nudo en la garganta?

   En esos momentos de aflicción y/o angustia, nuestro cuerpo lo interpreta como una situación de estrés y, por tanto, responde ante él de una manera primitiva. Cuando el cuerpo se ve sometido a una situación de peligro (ya sea real o imaginario), éste "bloquea" las funciones voluntarias del cuerpo y activa el sistema nervioso autónomo, el cuál se encarga de las reacciones involuntarias que nos preparan para la huida de este peligro, como es el aumento de la frecuencia cardíaca, la ventilación o detener la digestión. Estos dos últimos puntos, son los que está relacionados con el nudo en la garganta.

   Para prepararnos para la huida, se ha de oxigenar al máximo todos los músculos del cuerpo y, por tanto, ha de optimizarse la entrada de aire a los pulmones. Para ello, el sistema nervioso "ordena" a la glotis (un órgano que impide el paso de comida al tracto respiratorio cuando tragamos) que se abra, para dejar paso al oxígeno. El problema viene cuando queremos tragar saliva. Tragar implica el cierre de la glotis, para que no entre en la laringe, por lo que si queremos tragar cuando estamos llorando, la glotis recibe dos órdenes contradictorias, la de cerrarse para tragar y la de abrirse para oxigenar. Este tira y afloja de la glotis se percibe con el famoso... ¡Glps!... nudo en la garganta. 

   Además, para tragar es necesario dos tipos de movimientos: uno voluntario, en el acto de tragar en la faringe, y otro involuntario a lo largo del esófago. Si a lo dicho sobre la glotis le sumamos que, debido a la detención de la digestión en la situación de estrés, el esófago y la garganta se contraen y detienen los movimientos involuntarios del esófago, el tragar se traduce en una tarea bastante dificultosa y que puede hasta producirnos dolor y, en efecto, ocurre a menudo.



   Pero no os preocupéis, que esta reacción ante el llanto es de lo más normal. De hecho, si has visto a Mufasa morir por culpa de su hermano y a Simba a su lado insistiéndole en que se levante, dándole con sus patitas y sin darse cuenta de que está... Glps... muerto... Perdonad, es solo recordarlo y.... pufff. Si has visto esa escena y no has experimentado el conocido "Nudo en la garganta", no eres humano, ¡eres una fría e insensible roca helada!


4 comentarios:

  1. Gracias!!! saludos! =)

    ResponderEliminar
  2. te felicito por tu excelente articulo ahora mismo estoy pasando por momentos dificiles
    mi padre solo se la pasa culpandome de todo lo que le pasan a los demás creo que el no tiene paciencia y no mira los dos puntos de vista. Siento que no le hago falta a nadie que no sirvo para nada, cuando saco excelentes calificaciones tengo que decirle para que me felicite, solo se la pasa gritando y ya no lo soporto más creo que como el ya es de tercera edad por eso es asi, yo tengo solo 15 años y me siento incomprendida e impotente, tengo ganas de desaparecer, de irme de mi casa, pero no debo ser impulsiva por eso no lo hago. se que no tiene que ver nada con el tema pero necesitaba desahogarme . Gracias por tu atenciónn

    ResponderEliminar
  3. Sí. Tengo esta sensación por lo menos 4 veces al día. Es Horrible pero felizmente ya sé a que se debe. :) Gracias.

    ResponderEliminar

¡Compártelo!