9 de marzo de 2014

¿Vivir sin beber agua? Hay quien puede

A nosotros esto nos parece impensable, ¿verdad? No beber agua. Si estamos un día entero sin agua y ya nos arde la boca y estamos deseando pillar un buen vaso para saciarnos. Pero dentro de los mamíferos hay un animal que es capaz de vivir sin beber una sola gota de agua, y no, no me refiero a los camellos, que beben poca, pero beben. ¿Quieres conocer al este asombroso animal?






And the Oscar goes to...

Como era de esperar, el animal al que nos referimos vive en el desierto. En este caso, la rata canguro, vive en el desierto norteamericano de California, principalmente. Se trata de un roedor de menos de 20 cm, con largas patas traseras que utiliza para desplazarse dando pequeños saltitos, y menos de 200 g de peso. 

Los desiertos son famosos por su carencia casi absoluta de agua y la escasez de precipitaciones, así que la mayoría de organismos que habitan en él han de estar adaptados para sobrevivir a esa falta de agua libre. ¿Cómo lo hacen? Pues de dos formas distintas:


Minimizar la pérdida de agua corporal

La primera de ella, disminuyendo lo máximo posible la pérdida de agua de su organismo. Los humanos perdemos gran cantidad de agua tanto en la respiración (vaho), como en la transpiración y sudor, o la orina. Éstos animales desérticos no pueden permitirse ese lujo, y la rata canguro es una experta minimizando esto. 

La rata canguro, disminuye la pérdida por transpiración saliendo sólo de noche, durante las horas en las que la temperatura es mínima y la humedad es máxima y, además, tiene una piel muy impermeable, haciendo mínima la pérdida por evaporación.

 Para evitar la pérdida de agua en la respiración, tienen un mecanismo parecido al nuestro, pero más efectivo, que consiste en expulsar el aire a una temperatura inferior a la del cuerpo, quedando el vapor de agua adherido a las paredes de sus tubos respiratorios antes de salir al exterior.

Por último, en cuanto a la orina, ahorra agua concentrándola al máximo. Si nosotros concentramos nuestra orina hasta 4 veces superior a la concentración de nuestra sangre, la rata canguro llega hasta las 14 veces más concentrada que su sangre, teniendo que orinar menos y perdiendo menos líquido. Y lo mismo con las heces, que defeca pelotitas casi totalmente secas.


Obtener el máximo de agua posible

Como decíamos al principio, la rata canguro no bebe agua, sino que se la "come". Sí, el agua que obtiene es la que se encuentra en los alimentos, bastante abundante en los vegetales de los cuales se alimenta. Además, optimiza las reacciones químicas de su cuerpo que producen agua metabólica, conocido como fosforilación oxidativa (en los humanos también existen estas reacciones químicas), es decir, que liberan H2O. 

Así, si al día pierde 100g de agua entre orina, transpiración y respiración, el 90%  (en los humanos a penas supera el 10%) lo recuperará gracias al agua metabólica, y el resto, lo conseguirá a través de la ingesta de alimentos.



Como vemos, no es necesario beber para sobrevivir si estás bien adaptado a ello. De todas formas, aunque yo he contado el caso de la rata canguro, no es el único animal que no bebe. Los koalas raramente beben también, sino que el agua la obtienen de las ramas y hojas de eucalipto. El diablo espinoso australiano, tampoco la bebe realmente, sino que la adsorbe a través de la piel y por capilaridad llega hasta su boca, y muchos insectos más de lo mismo. 

¿Conocías a esta rata canguro o a algún animal que no beba agua?



2 comentarios:

  1. Sorprendente! En un mundo donde el agua es tan fundamental para los seres vivos. Saludos.

    ResponderEliminar

¡Compártelo!