30 de noviembre de 2014

¿Conoces el virus de la "estupidez"?


  ¿Y si te dijera que ese compañero de clase que no da la talla y que piensas que es tonto, sólo fuera un enfermo? Pues eso es lo que un estudio publicado hace unos días viene a contarnos. Y es que se ha descubierto un virus que "nos hace más estúpidos". Quédate y conoce a este nuevo enemigo que nos hace ser más tontos.







Virus ACTV-1

   Con este nombre se conoce al protagonista del que hoy hablamos. Un grupo de investigadores de la Universidad de Nebraska han descubierto un virus que podría infecta el cerebro de los seres humanos, deteriorando sus funciones cognitivas.


 Los científicos se encontraban en medio de una investigación totalmente distinta, cuando descubrieron en el ADN de las gargantas de los voluntarios un chlorovirus, conocido como ATCV-1, el cual sólo se había encontrado hasta ahora en algas verdes. El virus, que en un principio se pensaba que era inofensivo, se ha encontrado que afecta a las capacidades cognitivas de las personas, incluyendo la percepción espacial y el procesamiento visual.

   De 90 participantes, 40 dieron positivo para el ATCV-1 (Obviamente, loss investigadores seleccionaron participantes sanos para el proyecto o que, por lo menos, no tuvieran un diagnóstico de males psiquiátricos). Los científicos demostraron que aquellas personas que tenían el virus, arrojaban los peores resultados en las pruebas, es decir, mostraban un coeficiente intelectual más bajo que el de los participantes libres de este agente. Además, presentaban alteraciones en su capacidad de discernimiento, menor conciencia espacial y problemas de atención. 


No sólo atonta a los humanos

   Con el fin de corroborar los resultados, los científicos hicieron el experimento de inocular el clorovirus en el tracto intestinal de ratones de 9 a 11 semanas de edad. Concluyeron que los animales que habían sido infectados tuvieron menos habilidades cognitivas, memoria de reconocimiento y capacidad motriz, que los demás. Además, el virus afectó el hipocampo, área comprometida con el aprendizaje y la formación de la memoria.

   La forma de actuar de este virus es, además de alterar la respuesta inmune, la cuál no es capaz de defenderse contra el virus y lo pasa por alto, afecta la corteza cerebral y mediante un proceso de inflamación o de acción directa puede alterar, lentificar o trastornar temporalmente el curso del pensamiento.


   Sin embargo, también hace falta aclarar que no es el único virus que tiene unos efectos similares al ACTV-1. Es más, cualquiera que ataque el sistema nervioso central de los seres humanos puede ocasionar los mencionados efectos cognitivos, como por ejemplo, el virus del herpes.



   Y tú, ¿conoces a alguien que crees que pueda estar infectado por este virus? 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!