20 de abril de 2016

La avispa dementor convierte en zombies a sus víctimas

    
   Hay veces que la ficción, no únicamente supera a la realidad, como hemos visto en multitud de ocasiones, sino que en otras, inspiran a la realidad. Es el caso de una especie de insecto descubierto hace un par de años, al que se le bautizó con el nombre de avispa dementor, en honor a los famosos Dementores de la saga Harry Potter. El por qué de este nombre, se debe a que existe similitudes entre los insectos y las criaturas que se alimentan del alma de los demás en las películas del famoso mago. ¿Quieres conocerlas?






El beso del dementor


     Conocida con el nombre científico de Amulex dementor, esta especie de avispa, descubierta en Tailanda en el año 2008 y que recibió su nombre entre varias opciones propuestas a los visitantes del Museo Nacional de Historia Natural de Berlín quienes se decantaron por el aquí mencionado y que le viene como anillo al dedo al insecto. 

       En su proceso reproductivo, esta especie de avispa pone sus huevos dentro de cucarachas a las que previamente han picado para dejarlas semiparalizadas, en un estado "dócil" en el que, si bien la víctima es físicamente capaz de escapar, no lo hace. Inyecta el veneno en la cabeza de su víctima, dejándola en un estado de "semimuerte", que va paralizando poco a poco a la cucaracha, hasta que se completa el proceso de "zombificación" en el que la víctima es capaz aún de moverse muy lentamente, pero sin comer, sin velocidad, sin reflejos ni autonomía propia. La avispa dementora guía a la cucaracha hasta su nido.


      En él, la avispa inyecta los huevos en el interior del tórax del insecto que servirá, primero de cobijo y, más tarde, de alimento, para las larvas que crecen dentro de ella, matándola lenta y dolorosamente. 



      Esta avispa dementora "absorbe el alma" de sus víctimas, un proceso muy similar al que ocurre con el beso del dementor que describía J.K. Rowling en sus novelas. que dejaba a sus víctimas en un estado vegetativo permanente, vacías, con un cuerpo funcional pero sin personalidad ni emociones. 
¿Es bastante cercano el paralelismo entre ambos?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!