4 de mayo de 2016

¿Qué mató realmente a los dinosaurios?

    Un meteorito, es lo primero que nos viene a la cabeza. Es la hipótesis más acertada hasta el momento. De hecho, quienes dicen que fue la actividad volcánica, también aceptan que ésta pudo ser causada por el impacto de un objeto celeste contra nuestro planeta. Pero esa idea que tenemos actualmente sobre la extinción de los seres más impresionantes  que existieron en la Tierra podría llegar a su fin. De hecho, la nueva hipótesis no podría ser más radical, proveniente de un grupo de investigadores Japoneses ¿Estás listo para, posiblemente, cambiar la historia?





¿Un asteroide? Éso es cosa de niños...


     La hipótesis de que la extinción de los dinosaurios se debió a la caída de un gran asteroide, se publicó tras encontrar, en el océano Pacífico, una "fina" capa de iridio  de unos 30 centímetros, en la corteza terrestre, cuya datación la sitúa en el tiempo en el que desaparecieron los dinosaurios y que se asegura que proviene del espacio.

    Sin embargo, el grupo liderado por Tokuhiro Nimura de la Spaceguard Association de Japón, ha encontrado una capa de este mismo elemento mucho mayor, de hasta 5 metros de grosor y que no puede ser explicada por  el choque de un meteorito. Su teoría va más allá y proponen que una nube molecular de 330 años luz de diámetro y más de mil veces más densa que el espacio circundante podría ser la  culpable.

     El paso de la Tierra a través de esta nube interestelar, que pudo durar cerca de un millón de años, provocó una oscuridad perenne en la Tierra que llevó a un enfriamiento global que acabó con la vida de los grandes reptiles. Ésto explicaría esa gruesa capa de iridio encontrada.


¿Es plausible esta nueva hipótesis?


     Que el Sistema Solar pasa periódicamente por una nube interestelar, no es una idea nueva. De hecho, se sabe que tales nubes existen. Los investigadores japoneses, no niegan la caída del asteroide. Mantienen que éste cayó en la Tierra, pero la causa principal de la extinción, sería la nube cósmica y el enfriamiento causado por ésta. Sin embargo, los defensores de la hipótesis del meteorito afirman que el que tal depósito de iridio de 5 metros sea localizado y no de forma amplia, aún reafirma  más el hecho de que fuera una caída de meteorito y no tal nube.



     Aun así, esta nueva hipótesis, aunque extravagante, no deja de ser curiosa e interesante. De ahí que tenga un hueco en esta web. ¿Qué te parece a ti? Está claro que todo lo que conocemos, es susceptible de cambiar de un día para otro tras nuevos descubrimientos. ¿Qué será lo siguiente?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!