17 de abril de 2017

Mutantes con súper poderes reales

     De unos últimos años hasta ahora, nos están bombardeando con multitud de personajes cómics que, tras la mordedura/picadura de un animal radiactivo, o simplemente la exposición a algún tipo de radiación de alta energía, adquieren unos súperpoderes que todos envidiamos. Pero no hay que irse a las películas ni a los cómics para ver mutantes con súperpoderes. Están en la vida real, y más frecuentemente de lo que crees. En esta entrega veremos 5 de esas mutaciones que otorgan, a quienes las padecen, un súperpoder que hemos visto en personajes de ficción. ¿Quieres conocer a los X-men reales?







_____________________________________________________________________________________________________



Visita la segunda parte de este artículo para descubrir otras mutaciones





____________________________________________________________________________________


1. Insomnia-man. Posibilidad de dormir menos.


  
   En promedio un adulto duerme 8 horas, un tercio del día, tiempo que podría aprovecharse mejor si es que nuestro cuerpo no lo requiriera para descansar y dejarnos listos para afrontar el día de manera óptima.

     Un 5 % de las personas puede añadirle horas útiles a su día sin sacrificar el sagrado descanso, ya que poseen una mutación en el gen DEC2, el cual regula cuánto tiempo de sueño requiere el cuerpo.

     Los poseedores del gen DEC2 mutante solo necesitan dormir entre 4 y 6 horas para quedar totalmente descansados y enfrentar bien el día, lo que es ideal para superhéroes que necesitan patrullar la ciudad mientras el resto duerme.  



2. Flash. El gen de la súper velocidad.



    Todos tenemos un gen llamado ACTN3, pero ciertas variantes de este ayudan a nuestro cuerpo a elaborar una proteína especial llamada alfa-actinina-3. Esta proteína controla la velocidad en los movimientos de las fibras musculares, las células responsables de la rapidez a la hora de contraer y tensar la musculatura envuelta en las actividades de carreras de velocidad o levantamiento de pesas

    Esta mutación que puede ser más o menos pronunciada está presente en alrededor del 97 % de los atletas más destacados en carreras de velocidad en suelo o agua.



3. Ironman. El gen de los huesos casi indestructibles.



    Unos huesos débiles suponen un gran problema. Los investigadores han identificado una mutación genética en el gen LRP5 que regula la densidad mineral de los huesos, que puede causar la fractura ósea.

      Quienes tienen una mutación en el gen LRP5 no tiene miedo a las fracturas, ya que sus huesos son muchísimo más densos que los de un humano común, haciéndolos muy resistentes. Un súper poder bastante llamativo. Además, pueden crear familias superpoderosas, ya que se trata de una condición que se hereda.



4. Aquaman. Mutación de la visión submarina.



       La gran mayoría de los ojos de los animales están diseñados para ver cosas sobre el agua o en el aire – no en ambos. El ojo humano, obviamente, es experto en ver cosas en el aire. Cuando intentamos abrir los ojos bajo el agua, las cosas parecen distorsionadas. 


      Pero existe un grupo de personas, conocido como Moken, tenga la capacidad de ver claramente bajo el agua, incluso en profundidades de hasta 22 metros. Los Moken pasan ocho meses del año en barcos o canoas. Regresan a tierra cuando necesitan de artículos esenciales, que adquieren por trueque de alimentos o conchas recogidas en el océano. Sus ojos ahora son capaces de cambiar de forma cuando están bajo el agua para mejorar la visión. Así, fácilmente pueden distinguir entre moluscos comestibles y rocas comunes, aunque se encuentren a varios metros bajo el agua.


          Pero estamos de enhorabuena, porque parece que es una adaptación con la que todos podemos contar, ya que los investigadores lograron entrenar a los niños europeos para realizar tareas subacuáticas con el mismo éxito que los Moken. Por tanto, es adquirida, no genética.



5.  Hulk. Mutación de la súper musculatura.



      Poder levantar impresionantes cantidades de peso es un superpoder típico de los superhéroes aunque no es exclusivo de estos personajes, existen humanos con músculos impresionantes gracias a una mutación del gen encargado de producir la proteína miostatina, la cual limita y regula el crecimiento muscular en una persona normal. 

   Pero en quienes poseen una versión defectuosa de esa proteína la musculatura puede llegar a crecer al doble del tamaño normal. Estas personas también requieren de menor esfuerzo para ejercitar sus músculos, y consiguen un cuerpo hiperfuerte sin necesidad de matarse en el gimnasio.




    Como veis, los mutantes están entre nosotros y son tan o más espectaculares que los que idolatramos en el cine y en los cómics. No te pierdas la segunda entrega de los mutantes con súperpoderes para conocer más maravillas del ser humano.
      ¿Cuál ha sido tu súperpoder favorito?







Visita la segunda parte de este artículo para descubrir otras mutaciones


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Compártelo!