7 de abril de 2013

Feromonas: aún no sirven para ligar, pero sirven.


  ¿QUÉ SON LAS FEROMONAS Y PARA QUÉ SIRVEN? 



   En este post no os voy a dar la clave para seducir a las mujeres u hombres; simplemente explicaré qué son las feromonas y los usos más comunes que tienen en el reino animal. Si aún te interesa, sigue leyendo:
   Los organismos liberan unos compuestos llamados semioquimicos que modifican la fisiología o el comportamiento de quienes les rodean. Cuando estos compuestos se utilizan para comunicar a individuos de la misma especie, se denominan feromonas.

  Las feromonas se pueden clasificar en dos grupos según sus efectos:
  • Cebadoras: que producen cambios lentos pero permanentes en la fisiología del receptor, normalmente en la fisiología de la reproducción (por ejemplo, en el control hormonal de la reproducción)
  • Liberadoras o disipadoras: atienden más a cambios comportamentales, inmediatos y reversibles, como por ejemplo, la conducta sexual.
  En mamíferos, los órganos receptores de feromonas son básicamente dos:
  • El órgano vomeronasal: que se encuentra en la base del tabique nasal y que actúa como receptor principalmente de las feromonas cebadoras, de baja volatilidad, que provocan respuestas neuroendocrinas.
  • El sistema olfatorio: que recibe las hormonas liberadoras volátiles que conllevarán a una respuesta comportamental del individuo.
tumblr_leku49fhKN1qauvvgo1_400.jpg

  Las feromonas son liberadas por una serie de glándulas secretoras especializadas (similares a las que veíamos en las causantes de la Bromhidrosis) zona genital, etc. Sin embargo, en otros animales aparece en zonas distintas, como el dromedario, que posee este tipo de glándulas detrás de la cabeza, o el elefante, que las tiene en ambas sienes; los ciervos también tienen debajo de los ojos, etc.
   Estas feromonas cumplen multitud de funciones:
  1.    Reconocimiento del individuo: permite a otros animales del grupo saber a quién pertenece el territorio en el que se han adentrado. También es usado para que los miembros de una familia reconozcan su nido o madriguera o si se encuentran ante un refugio ajeno. Las crías también pueden rastrear así a su madre en los primeros días de vida para alcanzar sus mamas o su fuente de alimento.
  2.    Reconocimiento del status: el grado de dominancia o sumisión de un animal puede ser reconocida a través de feromonas en animales que viven en grupos sociales. El miembro dominante suele liberar mayor cantidad de feromonas que se verá afectado tan pronto como cambie el status social del individuo. Estas feromonas sirven además para marcar su territorio y mantener alejado a los subordinados.
  3.     Reconocimiento del grupo: en animales gregarios o sociales, sirve de comunicación entre ellos: desde para reconocer a los individuos que pertenecen al mismo grupo social, como hasta comunicaciones más complejas, como mostrar el camino hacia la comida (en el caso de las hormigas), para señalar la presencia de un peligro, etc.
  4.     Reconocimiento sexual: por supuesto, lo más conocido, es su capacidad para mostrar a los individuos de su especie su disposición sexual, tanto en hembras, para atraer y agregar a los machos y provocarlos para que inicien sus cortejos, como para las hembras, para que entren en período de apareamiento.
   En humanos se han encontrado evidencias de que también liberamos feromonas, pero no está aún claro el mecanismo por el que funcionan. Sí se sabe que las mujeres liberan feromonas, sobre todo, durante la ovulación. El problema es que el ser humano tiene el sentido del olfato atrofiado en comparación con el resto de animales. Pero, por ejemplo, todos conocemos el efecto de sincronización del período menstrual de las mujeres cuando conviven juntas por un tiempo, demostrando la existencia de estos compuestos.
   Y por si alguien se lo está preguntando… No. Aún no se ha demostrado que los perfumes de feromonas funcionen como dicen ya que ni si quiera se conocen aún las feromonas humanas que podrían actuar en el comportamiento sexual del sexo opuesto. Así que yo os recomiendo un buen aseado y una fragancia agradable, que eso atrae lo suficiente a las personas del sexo opuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!