7 de abril de 2013

L. casei... ¿inmunitas?


"ACTIMELIZARSE", ¿CÓMO AYUDA REALMENTE A REFORZAR NUESTRAS DEFENSAS?

  Todos recordamos este nombre por los anuncios de la famosa marca de yogures líquidos, ¿verdad? Y todos nos acordaremos también de que en el anuncio juraba y perjuraba que ayudaba a fortalecer nuestro sistema inmune. ¿Era realmente mentira lo que decían?
    El L. casei es en realidad Lactobacillus casei, una bacteria fermentadora que se usa en la industria láctea para la elaboración de alimentos probióticos (aquellos que contienen microorganismos vivos que pueden ser beneficiosos para la salud) y que podemos encontrarlasde forma natural tanto en nuestra boca, como en nuestro estómago, ya que son resistentes al pH bajo.
    Los yogures solo pueden llamarse tal, por ley, cuando su fermentación se lleva a cabo porLactobacillus  bulgaricus o Streptococcus termophilus. Si se usa otra bacteria, como la de nuestra historia, el producto final pasa a llamarse “leche fermentada” y eso, obviamente, no es un buen nombre para vender, de ahí que se utilice el de L. casei inmunitas que no es más que el nombre que se le ha dado a la cepa bacteriana desarrollada por el grupo Danone.
    Pero, ¿realmente ayuda a mejorar las defensas como afirma en sus anuncios? Pues la respuesta corta sería: no. La respuesta larga sería un sí con un pero. Me explico…
    Los Lactobacillus casei, como ya he dicho, son unas bacterias de la flora intestinal, que ayudan a la digestión de la lactosa de la leche en nuestro tracto digestivo, evitando así algunosprocesos diarreicos, sobre todo aquellas producidas en el consumo de antibióticos y en niños,  al igual que hacen las bacterias que podemos encontrar en cualquiera de los demás productos lácteos. Estas bacterias, en su fermentación, liberan ácido láctico, que disminuye el pH del entorno, creando un ambiente poco propicio para que otras posibles bacterias invasoras puedan desarrollarse. Por tanto, ni es un avance, ni realmente ayuda a reforzar el sistema inmunitario en ningún sentido.
    Lo que sí ayuda realmente a mejorar el sistema inmunitario, es el zinc y la vitamina B6 que tienen incorporado estos yogures líquidos. Que no realmente “mejoran” el sistema inmune, sino que es necesario para su correcto funcionamiento. Esto es, que no por consumir más cantidad de zinc o vitamina B6, nuestras “defensas” vaya a mejorar, sino que un déficit de estos minerales harían una merma en la funcionalidad correcta de nuestra inmunidad.
   Zinc-Pills.jpg
   El primero, actúa a varios niveles, tanto en el correcto desarrollo de los linfocitos, como usado por los macrófagos en el ataque a organismos invasores ya que, en una concentración alta, resulta tóxico para éstos. La vitamina, es necesaria en la maduración de los leucocitos (más conocidos como glóbulos blancos) que también participan en la respuesta inmune celular.
    Sin embargo, el zinc y la vitamina B6 no son exclusivo de estos yogures líquidos, sino que aparece en la gran mayoría de yogures, tanto clásicos, como con sabores, etc. La única diferencia es la cantidad, que es ligeramente superior en los yogures líquidos de esta marca. ¿Esto cambia algo? No demasiado, porque, en realidad, el zinc y la vitamina B6 aparecen en carnes y verduras, por lo que no llegar al mínimo requerido diariamente es bastante difícil.
    No obstante, lo que te puedes ahorrar comprando cualquier otro yogurt de cualquier otra marca o tipo, diariamente no supone nada, pero a largo plazo, incluso se nota más que lo “inmortal” que puedes volverte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!