15 de agosto de 2013

Cómo funcionan las cremas protectoras solares

   Si algo hemos aprendido tomando el Sol en la playa, es que es facilísimo, a la par que peligroso, quemarse la piel. Por eso todos los dermatólogos y todas nuestras madres, nos recomiendan fervientemente ponernos repetidas veces crema de protección solar. ¿Pero cómo protege esta crema nuestra piel? ¿Y qué es eso del factor de protección solar?




¿Cómo actúa la crema solar?

   Como ya explicaba en el artículo sobre por qué nos ponemos morenos al Sol, cómo actúan los rayos UV en nuestra piel y el peligro que entrañan. Todos sabemos que para protegernos necesitamos ponernos cremas solares, ya que estos actúan absorbiendo o reflejando estas radiaciones solares que llegan a nuestra piel, dividiendo los protectores solares en dos tipos:
  • Protectores solares químicos u orgánicos: contienen componentes sintéticos que actúan al ser absorbidos por la piel. Estos componentes, al recibir la radiación solar, la absorben, transformándola en otro tipo de energía que no sea dañina para la piel. Según su capacidad de absorción, reciben una puntuación FPS (Factor de Protección Solar) más alta o menor.

  • Protectores solares físicos, inorgánicos o minerales: el efecto de estos protectores no es el de absorber la radiación, sino repelerla, reflejarla, actuando como una pantalla protectora gracias a sus componentes minerales como el óxido de zinc o dióxido de titanio (los más comunes). La "pega" de estos protectores físicos es que al ser mucho más densos que los químicos, dejan el caracterísitco halo blanquecino sobre nuestra piel al aplicarlo, ya que no son absorbidos por la piel. La ventaja es que evita las reacciones alérgicas, ya que ni se absorbe ni contiene componentes químicos que puedan irritar nuestra piel. 

   Por lo general, los protectores solares actuales mezclan ambos sistemas, físico y químico, para una protección más completa, ya que ninguno de los dos protege la totalidad del espectro de radiación UV-A y B. Así, además, consiguen que aunque nos bañemos, la parte absorbida por la piel, siga protegiéndonos.


¿Qué significa el FPS 30, 50, 60... de las cremas solares?

    FPS son las siglas de factor de protección solar (SPF o Solar Protection Factor en inglés) y que determinan cuánto nos protege una crema solar de la radiación solar. El número 20, 30, 50, etc nos indica la cantidad de radiación solar necesaria para que nos pueda causar daño en la piel con la crema aplicada. Me explico: una crema FPS 50 nos protegerá de la radiación solar hasta que ésta sea expuesta a una radiación 50 veces superior a la que nos causaría daño si no nos protegiéramos con nada. Es decir, si al Sol, sin ninguna protección tardamos 10 minutos en que la radiación nos dañe la piel, al aplicarnos esta crema del 50, haría falta 500 minutos expuestos al Sol para que la radiación nos quemara. 

    Así, se pueden dividir las cremas en cremas de protección mínima (hasta FPS 12), de protección moderada (de 12 a 30 de FPS) y, por encima de esta cifra, son cremas de alta protección, que son las más recomendadas. 



    Sin embargo, los expertos advierten que no hay demasiada diferencia entre una crema del 30 y una del 60 en cuanto a la protección, pero sí en cuanto al precio. Qué está muy bien protegerse, pero sin que nos timen, que no está la economía doméstica como para eso. Y puestos a prevenir, lo que ya recomendé en su día... sombrilla, gorra, camiseta y no exponernos al Sol en las horas más crueles del día para este efecto, que de 12 pm a 6 pm uno está mejor en casa haciendo la comida y durmiendo la siesta, y así nos evitamos sustos, que las cremas protegen, pero no son milagrosas, y si buscas freírte como una patata, no te van a ayudar a protegerte.

    Y tú, ¿sueles usar cremas de protección solar o confías en el poder de tu propia piel?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!