9 de mayo de 2015

5 animales que no imaginarías encontrar en el río Amazonas

    Cuando pensamos en un río y en los animales que lo habitan, lo que nos viene a la cabeza son peces grisáceos (para camuflarse en el color arenoso del agua) y no demasiado grandes, menos de medio metro, ¿verdad? Sin embargo, eso nos ocurre porque estamos acostumbrados a ríos pequeños y nada exóticos. En el río Amazonas, además de peces pequeños, encontramos otras criaturas más asombrosas como pirañas, anacondas o incluso caimanes. Pero no son éstos los que deberían sorprenderte, sino los que vas a conocer a continuación, y que estoy seguro que no esperarías encontrar en un río, por muy exótico y grande que fuera.





5. Delfín de río


    Para los que creen que el delfín es exclusivo del mar, existen un par de especies que habitan en las profundidades del Amazonas, conocidos por los nativos como boto y tucuxi. La mayoría tienen muy mala vista o casi nula,  por lo que el sentido de la ecolocalización les resulta indispensable a la hora de alimentarse y nadar. Su aleta dorsal es poco desarrollada, lo que los diferencia de los delfines marinos, así como su capacidad para mover el cuello, ya que sus cervicales no están fusionadas.



4. Tiburón lamia


    Si los delfines ya nos parecían extraños en este territorio, el encontrar un tiburón ya nos tiene que sonar casi a broma. Aunque a diferencia de los delfines de río, este tiburón sí es un animal marino, pero que tiene la capacidad de vivir en agua dulce hasta un año. La habilidad que tiene este tiburón de poder entrar en agua dulce es gracias a una glándula especial que tienen en el riñón que les permite contener el agua salada en su organismo y expulsar el agua dulce, lo cual sería fatal para otras especies de tiburones. Otra curiosidad es que, a pesar de que en inglés se le conoce como Bull Shark, no se puede hacer la traducción literal como tiburón toro, ya que se trata de una especie diferente incluso bastante alejada en su árbol genealógico.



3. Arapaima


    Como decía antes, quien se imagine pequeños peces por este río es porque no conoce a la Arapaima. Se trata del segundo pez más grande de agua dulce (por detrás del esturión beluga), pero sí el mayor en río, ya que su primo de zumosol vive en mares y grandes lagos; Puede llegar a medir hasta casi los 5 metros de longitud. ¡Imagínate que bicho! Una peculiaridad de este animal es que posee una lengua ósea. Muy apreciada en la medicina tradicional de los pueblos amazónicos, que hacen que su caza sea muy por encima de la sostenible.



2. Anguila eléctrica


    Uno de los grandes peligros de estas aguas, que ya de por sí poseen muchos. Realmente no es una anguila, si no un pez, pero su cuerpo se asimila a la morfología de aquellas. Su gran peculiaridad y arma es que sus células musculares son capaces de generar campos eléctricos con descargas de hasta 600 voltios que pueden mantener durante más de un minuto y que atonta a sus presas antes de cazarlas.



1. Manatí del Amazonas


   Quizá el más raro de la lista que podíamos pensar que encontraríamos en el río Amazonas. Diferente a otras especies de manatí, el manatí del Amazonas vive sólo en agua dulce y no tiene uñas en sus aletas. Los hábitos alimenticios de esta especie son muy diferentes a los de las otras especies, ya que hay una estación lluviosa durante la cual crecen rápidamente los tipos de plantas que ellos consumen. En este período pueden comer 8 horas al día, tal vez más. Y por el contrario, durante la estación de seca, tienen la capacidad de ayunar durante semanas o meses. Esta es una adaptación que ha demostrado ser clave para su supervivencia, que ya se ve bastante amenazada por la falta de agua para moverse en algunas ocasiones, relacionada con el cambio climático.




    El río Amazonas, no sólo incluye a estas inesperadas especies, sino que que se calcula en millones los diferentes tipos de animales y plantas, incluyendo insectos, aves (un quinto de las aves del planeta se encuentran aquí), reptiles... y, sobre todo, una enorme diversidad de plantas, algunas exclusivas de este territorio. Por ello, es importante frenar su destrucción, pues nos estamos llevando por delante una de las grandes riquezas naturales de nuestro planeta.

    ¿Qué animal es tu favorito del río Amazonas? Compártelo con nosotros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Compártelo!